Información sobre las cookies

Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Puedes encontrar más información acerca del uso que hacemos de las cookies, incluyendo cómo desactivarlas, en nuestra política sobre cookies. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.

Rebajamiento del nivel freático

15
01
16
1
03
11
10
02
14
19
08
07
18
05
29
06

La presencia del nivel freático a escasa profundidad ha generado y genera multitud de problemas a la hora de realizar trabajos en terrenos por debajo de dicho nivel.

Entre las soluciones que se plantean para paliar los inconvenientes motivados por esta presencia de agua en el terreno (rebajamiento mediante pozos de bombeo, achiques superficiales, ejecución de recintos impermeables mediante muros pantalla, tablestacas, etc.) se ha demostrado como muy adecuada tanto por plazo como por coste entre todas ellas la ejecución de pozos de captación y bombeo de agua subterránea hasta la consecución del rebajamiento requerido que permita trabajar en condiciones de humedad, seguridad y limpieza.

En función de la permeabilidad del terreno existente en la zona en la que se precisa el rebajamiento, se diseña el número de pozos necesarios y a la profundidad de los mismos, así como la granulometría del empaque de grava que rodea a la tubería de descarga y la apertura de la misma.

En base a los caudales de bombeo que se precisan en cada pozo, y a la altura manométrica de elevación se determinan los modelos de bombas sumergibles de acero inoxidable que se instalan, lo cual condiciona el diámetro mínimo de perforación de los pozos.

De acuerdo con el diseño previo del sistema de pozos de captación a disponer, se procede a la ejecución de los mismos y a la operación del sistema de bombeo.

Esta técnica es aplicable en diversas litologías y para múltiples rangos de rebajamiento del nivel freático requeridos.